CONTACTO CONTACTO | MI CARRITO
Curso básico de pintura reparadora con spray


En este manual vamos a exponer los conceptos y pasos básicos necesarios para renovar y reparar la pintura de nuestro vehículo consiguiendo unos acabados casi de fábrica.

 
¿ POR QUÉ REPARAR CON SPRAY ?
 
La tecnología spray ha experimentado en los últimos años un avance extraordinario, consiguiendo acabados profesionales, prácticamente similares a los que proporcionan pistolas de aire de calidad media-alta. Pintar con spray es un recurso que utilizan cada vez más talleres y aficionados para realizar pequeñas reparaciones en la pintura en vehículos.
 
Utilizar una pistola de cientos de euros para pintar una pequeña rozadura ya no es rentable: preparar la pintura, el compresor, la pistola... para después tener que perder casi media mañana en limpiar y dejar en perfecto estado las herramientas utilizadas para un nuevo uso. Los sprays de pintura hacen ahora mucho más fácil este trabajo por su rapidez y sencillez. Se acortan los tiempos de trabajo y la pintura seca al tacto en tan solo 5-10 minutos a temperatura ambiente. No hay que perder tiempo en preparar la pintura y limpiar después herramientas. Solo hay que agitar el spray, aplicar y después -si sobra- guardar el bote para un nuevo uso. Y lo mejor de todo, se consiguen acabados profesionales por muy poco dinero.

Pintar con spray es una experiencia enriquecedora. Ver como en pocas horas somos capaces de obtener resultados casi profesionales por una quinta parte de lo que costaría llevar nuestro vehículo a reparar a un taller supuestamente "especializado", resulta realmente gratificante.
 
 
CONCEPTOS BÁSICOS
 
Pero antes de entrar en materia y empezar cualquier trabajo de pintura es necesario conocer o tener claro algunos conceptos básicos:
 
- Distancia de pulverizado
- Trazo de pintura
- Capa o mano de pintura
- Lijado al agua
 
 
La distancia de pulverizado es el espacio que tenemos que dejar entre la superficie a pintar y el cabezal del spray. Esta distancia nunca debe ser inferior de 15 cm ni superar los 30-35 cm. A menor distancia de pulverizado, menor control de aplicación, más concentración de pintura y más riesgo de chorreo. A mayor distancia de pulverizado, mayor control, menor concentración de pintura y menor riesgo de chorreo.
 
El trazo es la línea o rastro de pintura que el spray va dejando sobre la superficie a medida que aplicamos el producto. En un spray normal de reparación, el ancho del trazo puede oscilar entre los 6 y 10 centimetros en función del tipo de cabezal empleado y la distancia de pulverizado.
 
La capa o mano de pintura son las veces que pintamos una superficie. No confundir capas o manos de pintura con pasadas. Las pasadas son las veces que necesitamos pasar el spray sobre una zona para conseguir dar una capa o mano de pintura. Por ejemplo. Aplicamos 3 pasadas de spray y dejamos secar, las 3 pasadas serían una capa. Si posteriormente damos otras 2 pasadas más de spray y dejamos secar, sería otra capa. En total habríamos dado 5 pasadas en 2 capas, no 5 capas. Ok?. Esto es un concepto que hay que tener muy claro ya que hay personas que confunden capas o manos de pintura con pasadas.
 
Lijado al agua no tiene más secreto. Es lijar una superficie con lija muy fina aplicando al mismo tiempo agua a la superficie. Con este procedimiento se consiguen dejar superficies muy finas y pulidas, profesionales.
 
Teniendo claro estos conceptos básicos, ahora sí. Ya podemos empezar.
 
 
Preparar la superficie