Cómo reparar rozaduras y rayones superficiales con presencia de óxido en chapa


Reparar los pequeños rayones y rozaduras en la pintura de nuestro coche hace que el vehículo esté mejor conservado, se vea mejor e incremente su valor de reventa. Pero cuando el óxido empieza a invadir las rozaduras la cosa se complica.

En esta sección vamos a explicar de una forma sencilla como reparar con sprays esos típicos roces y rayones de la pintura de nuestro vehículo en la que el óxido ha hecho ya acto de presencia.

 

Trabajos a realizar:

- Sanear la superficie
- Imprimar
- Aplicar color
- Barnizar

 

Sanear la superficie:

Se lija toda la rozadura con lija 200 y 400 para eliminar toda la pintura. Llegaremos hasta la chapa. En zonas con formas angulosas y difíciles utilizaremos un lija esponja por su facilidad de adaptación.

Eliminar completamente el óxido en las zonas afectadas. El acero deberá verse limpio y brillante. Seguidamente aplicaremos a la chapa un convertidor de óxido que neutralizará y matará cualquier resto de oxidación. Dejaremos actuar 10 minutos y repetiremos la operación si fuera necesario.

 

Imprimar:

El imprimado permite fijar la pintura en una superficie difícil y lisa como el metal: acero, aluminio, zinc... La imprimación garantiza el agarre de la pintura nueva con la vieja y evita la aparición de óxido en superficies de acero nuevas y reparadas.

Antes de aplicar la imprimación es importante desengrasar y lavar la zona con agua caliente y jabón, enjuagar con agua limpia y secar con un papel de cocina. La superficie deberá quedar bien limpia y seca antes de aplicar el producto.

El producto se aplica en ligeras pasadas en zig zag, de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, y siempre en movimiento continuo, sin detenerse en ninguna zona concreta para evitar la acumulación o el descuelgue del producto. La distancia de pulverizado entre 20 y 30 cm de la superficie. Se dan 2 o 3 capas finas dejando secar 15 minutos entre capa y capa.

Tras dejar secar la última capa 2 o 3 horas, con lija grano 800 ó 1000 y agua se lija levemente la zona imprimada y alrededores para eliminar las impurezas e imperfecciones y obtener una superficie fina y uniforme, libre de asperezas y profesional.

Por último se lava de nuevo con agua jabonosa y se seca bien para dejar la superficie preparada para aplicar el color.

 

Aplicar el color:

Primero es muy importante agitar el spray boca abajo durante 2 o 3 minutos para que los diversos componentes y pigmentos de la pintura se mezclen bien.

La pintura en spray se aplica en pasadas en zig zag, de izquierda a derecha y derecha a izquierda, sin pararnos en ninguna zona para evitar la acumulación y el descuelgue de la pintura. La distancia de pulverizado entre 20 y 30 cm de la superficie.

Primero se da una capa, dejamos secar entre 10 y 15 minutos, para seguidamente dar otra capa. Es mejor dar varias capas finas ( 2 ó 3 ) que aplicar de una sola vez el producto.

Por último, en pinturas metalizadas y perladas terminaremos con barniz brillo transparente. El barniz se aplica 20-30 minutos después de dar la última capa de color.

 

Barnizar:

El barniz en spray se aplicará en 2 capas diferenciadas. Una primera capa ligera de aspecto rugoso y mate que sirve para crear una superficie de enganche para la segunda capa. A los 15 o 20 minutos se aplica la segunda capa. Esta capa tiene que ser más generosa en producto, que deje una superficie lisa y uniforme de aspecto húmedo y que seque en pocos segundos ( 1 o 2 segundos ) para evitar el descuelgue o el goteo del barniz.

Se agita el spray boca abajo durante 2 o 3 minutos. Primero se da la capa mate y luego la generosa de aspecto húmedo, dejando secar de 15 a 20 minutos la primera capa antes de aplicar la capa húmeda. El procedimiento es el mismo que para el color, de izquierda a derecha y derecha a izquierda, y siempre en movimiento para evitar acumulaciones o descuelgues del barniz.

Aplicado el barniz dejamos secar. Y 48 horas después, daremos un pulimento líquido para carrocerías para eliminar las impurezas del pulverizado y conseguir el máximo brillo. El brillo del barniz de reparación se consigue con el pulido final.

El pulido se realiza con 2 trapos limpios y nuevos de algodón realizando movimientos circulares. Con un trapo se aplica el pulimento y con el otro trapo se retira y limpia el sobrante.

Colores para ALFA ROMEO, AUDI, BMW, CHEVROLET, CITROËN, DACIA, FIAT, FORD, HONDA, HYUNDAI, KIA, MAZDA, MERCEDES, MITSUBISHI, NISSAN, OPEL, PEUGEOT, RENAULT, SEAT, SKODA, SUZUKI, TOYOTA, VOLKSWAGEN, VOLVO... ETC. Todos nuestros precios son con IVA (21%) incluido.